Entrar
La importancia del calzado de seguridad

Una de las principales medidas que suelen tomarse para prevenir posibles riesgos laborales es la utilización del denominado calzado de seguridad.

Por ello, en este artículo se explicarán sus características principales y los beneficios más destacados para la salud que puede ofrecer.

CARACTERÍSTICAS PRINCIPALES DE LOS ZAPATOS DE SEGURIDAD

Las botas de seguridad son un calzado que tiene la función principal de proteger los pies de posibles accidentes. Cumple con la normativa UNE-EN ISO 20345. Una de las características más importantes de los zapatos de seguridad es la presencia de topes de seguridad que permiten proteger la parte delantera de los pies. Esto recibe el nombre de puntera de seguridad.

Por otro lado, su material y su diseño aseguran una protección máxima contra cualquier impacto de 200 J, así como contra la posible compresión de una carga máxima de 15 KJ. También presentan resistencia contra el deslizamiento, ofreciendo adherencia y previniendo posibles resbalones que pueden llegar a ser peligrosos.

Este tipo de calzado forma parte de los denominados EPIs (equipos de protección individual) y son obligatorios en determinados puestos de trabajo. En algunos sectores, los pies están expuestos a la posible caída de determinados objetos pesados, así como resbalones y pinchazos. Asimismo, pueden entrar en contacto con diferentes productos químicos. El uso de unos buenos zapatos servirá para prevenir todos estos riesgos y, además, evitará muchos dolores tanto en los pies como la espalda.

PRINCIPALES BENEFICIOS PARA LA SALUD DE ESTAS BOTAS

El uso de zapatos de seguridad especializados ofrece múltiples beneficios para la seguridad y la salud de cada trabajador. Además de garantizar la protección de las extremidades inferiores contra los impactos, la compresión o el deslizamiento, también evitará la perforación o posibles descargas eléctricas dependiendo del tipo de calzado. Se trataría de un calzado antiestático, con propiedades aislantes.

Puede garantizar también protección contra los hidrocarburos, y su diseño asegura una correcta postura del trabajador. Esto es especialmente importante en todos aquellos puestos que exigen estar mucho tiempo de pie. Se puede empezar a sufrir de problemas de espalda. Existen diferentes tipos de calzado en función de si se trabaja en el interior o el exterior.

Los mejores tipos de zapatos son aquellos que ofrecen una combinación de seguridad y ligereza. No hay que olvidar tampoco la importancia de la comodidad del empleado, ya que una bota pesada podría resultar incómoda e impedir un correcto desempeño laboral en su día a día. Asimismo, en la medida de lo posible pueden ser transpirables para mantener el pie fresco y seco en todo momento sin ninguna complicación.

Como conclusión, el calzado de seguridad forma parte del equipo de protección individual de cada empleado. Existen muchas empresas que están obligadas a proporcionar unas botas de primer nivel para prevenir muchos riesgos asociados a la actividad laboral.

Comentarios (0)

No hay comentarios en este momento

¡Ey! ¡Somos las cookies!

Usamos cookies y trackers para mejorar y personalizar tu navegación, para hacer análisis e investigaciones, para crear herramientas en redes sociales y enviar notificaciones. Quédate tranquilo/a, tus datos están a salvo con nosotros. No los vendemos a terceras partes. Aceptando este mensaje, aceptas nuestra Política sobre cookies y nuestra Política de Privacidad.