Gafas de seguridad graduadas o gafas de seguridad para poner encima de las graduadas?

Gafas de seguridad graduadas según la norma EN166

Las gafas de seguridad graduadas deben, al igual que las gafas de seguridad con cristales sin graduación, cumplir los requisitos de la norma EN166, que garantiza el cumplimiento del Reglamento UE 2016/425 y los requisitos esenciales de salud y seguridad. El hecho de haber pasado este estándar europeo garantiza que la gafa tiene la resistencia adecuada a partículas en proyección y que cumple con los requisitos ópticos requeridos, resistencia a la corrosión y al envejecimiento.

En las lentes certificadas, podemos encontrar el marcaje obligatorio de las gafas de protección contra impacto: A, B, S, F, A y T. En la tabla inferior detallamos el significado de dichos marcajes:

¿Es mejor usar una gafa de seguridad graduada o usar gafas de seguridad para poner encima de las gafas graduadas?

Depende del trabajo a realizar.

Si el trabajo que vamos a realizar es continuado, se recomienda usar una gafa de seguridad graduada, ya que no se perderá tiempo en quitarlas y ponerlas, y por lo tanto aumentarán nuestra productividad.

Las gafas graduadas están fabricadas y diseñadas para cumplir el propósito de proteger nuestros ojos al mismo tiempo que cumplen la función de una gafa graduada estándar.

Las sobregafas o gafas colocadas encima de la gafa graduada común están indicadas para usos puntuales no continuados. La ventaja es que son más baratas y se pueden usar sobre distintas gafas. Además no requieren prescripción óptica. Sin embargo, son menos estéticas, más incómodas, y una pérdida de tiempo colocarlas y quitarlas. Por otro lado, llevar una sobregafa no elimina el riesgo de impactos y la visión será menos precisa. En definitiva, la sobregafa no es la solución más segura. La única solución que garantiza el 100% de seguridad es la gafa de seguridad graduada.

Gafas de seguridad graduadas progresivas

Las gafas de seguridad graduadas también pueden ser progresivas, de forma que estés protegido contra proyecciones y además la gafa está graduada para cerca y para lejos.

Para conseguir una gafa graduada y progresiva, el proceso es el mismo que para graduarla:

  1. Se necesita prescripción médica u óptica
  2. El modelo de gafas de seguridad debe estar diseñada para soportar lentes graduadas.
  3. Son bajo pedido, al tener que graduarlas a medida del usuario.
  4. El plazo de entrega también es un poco más largo que para una gafa normal.

La ventaja de graduar la gafa de seguridad con cristales progresivos son muchas, ya que son cómodas, ganas tiempo, al no tener que quitarlas y ponerlas con cada uso, y los cristales graduados son personalizados. Eso sí, el precio será más elevado.

¿Quién paga las gafas de seguridad graduadas?

Las empresas solo estarán obligadas a suministrar y pagar gafas de protección graduadas a sus trabajadores si la evaluación de riesgos determina que no fuese adecuado usar alguno de los otros medios posibles. La obligación del empresario es proporcionar EPIS a los trabajadores; es decir suministrar las gafas de seguridad, y la ley no especifica nada al respecto de la pigmentación de la lente, o que sea más clara o más oscura. Por lo tanto, la limitación es entregar a los trabajadores el EPI necesario que proteja la vista.

Sin embargo, cada día se promueven más las actitudes sanas en las empresas, la prevención y el cuidado de los empleados. Todo esto hace pensar que el dinero que se invierte en la salud de los trabajadores es un dinero bien invertido, y la mayoría de empresas ya empiezan a asumir que las gafas de seguridad graduadas son un EPI más.

Para operarios con defectos en la visión, la prevención de riesgos indica que que la gafa debe implicar la visión correcta. Resulta impensable trabajar de forma cómoda y segura sin la protección y corrección adecuada.

Sin una protección adecuada, el volumen de lesiones oculares podría ascender en un 30%.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, 285 millones de personas necesitan gafas. Cuanto más aumenta la edad de los trabajadores, más necesario se hace el uso de correctores visuales, sobre todo a partir de los 45 años. Por lo tanto, en el mundo laboral la protección ocular graduada es una necesidad.

¿Sirve cualquier modelo de gafa de seguridad para graduar?

No, la gafa de seguridad debe ser adecuada para colocar los cristales graduados. El proceso para adquirir una gafa de seguridad graduada es el siguiente:

  1. El cliente debe presentar la prescripción óptica con su graduación.
  2. El suministro o fabricante le indicará qué modelos son aptos para instalar lentes graduadas.
  3. Las lentes graduadas se fabrican de forma personalizada para cada usuario, por lo que el plazo de entrega es un poco más elevado que para otras gafas de seguridad, que se sirven directamente.
  4. El precio también será un poco más elevado, pero es personalizado, tras conocer la graduación necesaria, y si debe ser un cristal progresivo o no.

Gafas sin cristal para instalar la lente graduada por cuenta del cliente

También existe la posibilidad de comprar una montura apta para instalar la lente graduada. De esta forma, el cliente puede colocar por su cuenta la lente graduada. La gafa se servirá con binocular (Ref. 10210):

Gafa Pyros Plus con binoculares, para instalar lentes graduadas Ref. 10210

Solicita aquí cotización para tu gafa graduada. Somos especialistas en protección y trabajamos con ópticas especializadas:

Comentarios (0)

Product added to wishlist

¡Ey! ¡Somos las cookies!

Usamos cookies y trackers para mejorar y personalizar tu navegación, para hacer análisis e investigaciones, para crear herramientas en redes sociales y enviar notificaciones. Quédate tranquilo/a, tus datos están a salvo con nosotros. No los vendemos a terceras partes. Aceptando este mensaje, aceptas nuestra Política sobre cookies y nuestra Política de Privacidad.